La fruta medicinal

La granada es una fruta propia del otoño con gran poder antioxidante, contiene unas 60 kcal./100 gr., es rica en pectina, tanino, antioxidantes, flavonas, fibra tipo escoba, vitaminas E, C, B1, B2, B3, B9, fósforo, cobre, hierro, cinc, calcio y muy rica en manganeso y potasio. Suelen conservarse durante mucho tiempo si no sufren golpes y sus manchas son muy difíciles de quitar. En cuanto al apartado culinario, se pueden comer al natural, con azúcar o con unas gotas de moscatel, o con nata, vino, o salsa de chocolate. Además, sirve de base al jarabe “granadina”, muy usado en coctelería, así como en salsas para acompañar asados de cerdo o pato, o incluso para regar macedonias de fruta y ensaladas variadas. La granada es conocida como una de las superfrutas debido a su gran poder antioxidante y sus propiedades beneficiosas para la salud. Gracias a estos antioxidantes, la granada ayuda a frenar el proceso del envejecimiento y a mantener la piel sana. Además, estos antioxidantes favorecen la circulación sanguínea y reducen la presión arterial, por lo que la granada ayuda a prevenir enfermedades del corazón y a mantener una buena salud cardiovascular. granos de granada

El jugo de granada puede ayudar a revertir enfermedades cardíacas. Cuando hay acumulaciones de placas en las arterias, las arterias se endurecen (arterosclerosis). Al disminuir el espacio arterial el flujo sanguíneo también disminuye. Esto aumenta el riesgo a tener un ataque cerebral. En los estudios el jugo de granada disminuyó el endurecimiento de las arterias surgido de elevados niveles de colesterol.

Por su contenido en manganeso, la granada es adecuada en el tratamiento de los trastornos del metabolismo enzimático, ya que este mineral forma parte de diversas enzimas que intervienen en el metabolismo de grasas e hidratos de carbono. Su alto contenido en taninos la convierten en un arma eficaz para combatir la diarrea. Los taninos funcionan de forma contraria en el organismo a como lo haría la fibra, es decir detienen los procesos de licuación de las heces. También es recomendada para quienes sufren colitis, flautulencias, mala digestión, ardor de estómago, gastroenteritis y acidez entre otros problemas digestivos. Se considera que también es buena para el hígado ya que lo depura y fortalece. Y los mismos efectos parece producir en la sangre ya que se ha comprobado que una cura prolongada con zumo de granada desintoxica y purifica la sangre regenerándola. Varios ensayos clínicos realizados en el 2005 en la Facultad de Medicina de la Universidad de California (Estados Unidos) demostraron que tomar un vaso de zumo diario durante 3 meses, mejora sustancialmente la fluidez de la sangre. Además su elevado contenido en agua, potasio y ácido cítrico facilita la eliminación de líquidos y mejora la función de los riñones. Por eso, es recomendada en casos de hiperuricemia, litiasis renal, obesidad o hipertensión. La granada además tiene propiedades antiinflamatorias y antisépticas por su contenido en ácidos cítricos y málico. Se ha constatado útil incluso para tratar inflamaciones crónicas que han resistido a los tratamientos convencionales. Y se ha mostrado eficaz igualmente en casos de faringitis, sinusitis crónica y otitis. granadaa Es beneficiosa en caso de anemia, ya que su alto contenido en hierro, la convierte en un método eficaz para combatir esta enfermedad que produce un debilitamiento general del cuerpo y de sus defensas. Incluso algunas personas mantienen que con sólo beberse el líquido de hervir la cáscara de la granada se puede combatir la anemia. El hecho de contener también vitamina C y cobre facilitan la absorción del hierro. Se ha comprobado que la granada tiene efectos estrogénicos en ratones, y de ahí que investigadores estén hoy investigando los posibles efectos del tratamiento de los sintomas que se asocian con la menopausia e, incluso en la prevención de la osteoporosis. La granada también es denominada como la fruta de la fertilidad, se consagraron sus semillas a la diosa afrodita al considerarlas afrodisíacas, ya que según algunas culturas su consumo incita al amor, aumenta el apetito sexual en ambos sexos debido a que aumenta los niveles de testosterona, una hormona presente tanto en los hombres como en las mujeres y existen también evidencias de que la granada podría ayudar a aliviar la disfunción eréctil y a mejorar la calidad del esperma.

Entre los beneficios que aporta la granada, los expertos resaltan una mejor salud bucal y cutánea debido a las propiedades antiinflamatorias, antimicrobianas y antienvejecimiento de esta fruta y una mejor salud cardiovascular por su elevado contenido en antioxidantes.granada-1
Merecen una mención especial las posibles propiedades antitumorales de la granada. Estudios clínicos recientes señalan que los compuestos bioactivos de la granada “son un tratamiento preventivo muy interesante para determinados tipos de cáncer, sobre todo el de colon y el de próstata”.

Un estudio destacó el poder para prevenir el cáncer con la granada. En concreto, los elagitaninos parecen ser responsables del efecto anti proliferativo de la fruta, ayudando de esta manera a prevenir el cáncer de mama. El ácido elágico en granadas inhibe la aromatasa, una enzima que convierte los andrógenos en estrógenos. De esta forma, la aromatasa juega un papel clave en la carcinogénesis de mama, por lo tanto, se inhibe el crecimiento del cáncer de mama. Además tiene propiedades antiinflamatorias, aparte tiene niveles más altos de antioxidantes que el vino rojo y el té verde. La cantidad de antioxidantes generalmente se atribuye al contenido de polifenoles. Ayuda a combatir el cáncer de próstata, cáncer de pulmón, enfermedades cardíacas y el Alzheimer. De acuerdo con la Asociación Estadounidense de Urología, la granada por tener numerosos antioxidantes y sustancias vegetales puede ayudar a los hombres con cáncer de próstata.

Se está convirtiendo en un complemento necesario para pacientes afectados por algún Cáncer, recientemente esta fruta se está dando a conocer a nivel mundial por sus propiedades curativas, el paciente puede incluir en sus dietas alimenticias el jugo de la granada sin temor alguno. Según investigaciones científicas la cáscara de la granda, además del propio fruto también posee acciones anticancerígenas.  Los compuestos de la cáscara de granada: punicalina, punicalagina y el ácido elágico tienen propiedades anticancerigenas debido a que causan reacciones de “acomplejamiento” en células cancerígenas, al provocar microporaciones (pequeños poros a nivel celular) en sus membranas y las induce a la muerte.Así lo dio a conocer un trabajo del Departamento de Investigación en Alimentos de la Universidad Autónoma de Coahuila (UAdeC), que desarrolla una estrategia biotecnológica que permita liberar y extraer el ácido elágico de la cáscara de esta fruta.De acuerdo con el doctor Cristóbal Noé Aguilar, responsable de la investigación, ya han optimizado el proceso de producción del ácido elágico, para ello emplean un sistema de biotransformación donde se involucran reacciones catalizadas por enzimas producidas por el hongo Aspergillus niger GH1, asilado y caracterizado en la zona semiárida de Coahuila por este equipo de trabajo.“Los primeros resultados indican que este hongo es capaz de liberar ácido elágico a partir de la cáscara de granada y la recuperación del mismo es factible con altos índices de rendimiento. Por el momento se han obtenido siete gramos de elagitaninos por cada kilogramo de cáscara de granada empleada”, detalló el especialista.El fruto empleado fue caracterizado en diversos estados de maduración: granada cáscara verde que es de maduración intermedia, y de cáscara roja, que son los frutos maduros, ambos recolectados en los municipios de Arteaga y Sabinas, en Coahuila.La estrategia de producción de ácido elágico, explicó el doctor, está basada en el aprovechamiento biotecnológico vía fermentación fúngica del residuo industrial de la cáscara de granada. El procedimiento incluye una etapa de purificación de elagitaninos mediante el empleo de técnicas como la cromatografía.La investigación se enfoca a la cáscara de granada, ya que el fruto acumula la mayor cantidad en este tejido, donde lo usa como un sistema de defensa contra enfermedades o ataque de pájaros, insectos y microorganismos.“Se trabaja en la cáscara de la granada para aprovechar el residuo del fruto que en la actualidad no se destina a un fin en particular; vamos a utilizar la gama de compuestos químicos que posee y que tendrá grandes aplicaciones nutrimentales y médicas en un futuro”, indicó el investigador de la Universidad Autónoma de Coahuila.Cabe mencionar que las frutas de baya o de árboles arbustivos son las fuentes alimenticias más comunes de ácido elágico y frutas como el arándano, la uva, fresa, zarzamora, mora, grosella, nuez, frambuesa y granada.El ácido elágico posee un efecto positivo en la salud humana, siendo reportado como un potente antioxidante, anticarcinogénico, antitumoral, antiviral, antimutagénico y antibacteria.

Fuentes:

Propiedades anticancerígenas en la cáscara de la granada

Granada, la fruta anti-colesterol

El ácido elágico de la granada

Los beneficios de la cáscara de la granada

Propiedades de la Granada

Gran poder antioxidante y viagra natural

La granada por botanical

La granada, una fruta virtuosa

Una fruta muy potente

La granada, la fruta de la fertilidad

El zumo de granada y sus beneficios para la salud

Anuncios