Salud picante: Pimienta Negra

La pimienta negra, también conocida como piper nigrum, es una de las especias más utilizadas en la cocina. El uso de la pimienta negra data de hace miles de años. Ésta fue utilizada no solo para condimentar comidas, sino también como moneda y como ofrenda espiritual, de acuerdo con “The Condensed Encyclopedia of Healing Foods”, por Michael Murray. La pimienta negra es creada moliendo granos de pimienta o la planta de pimienta. Mejora el sabor y la frescura de los platos y tiene una gran variedad de beneficios para nuestra salud.

En cuanto a nuestra digestión, la pimienta negra ayuda al proceso digestivo, activa nuestras papilas gustativas y aumenta la cantidad de saliva y de ácido estomacal. El químico responsable de aumentar la cantidad de enzimas digestivas es la piperina. Cuando hay suficiente o excesivo ácido estomacal, conocido como ácido clorhídrico, el cuerpo es capaz de digerir proteínas y otros nutrientes de la comida.

Durante mucho tiempo hemos oido que aderezar la comida con pimienta nos ayuda a adelgazar. Sin duda esta especia tiene muchos beneficios para nuestro organismo , pero no es un quema grasas. Lo que sí es cierto, es que nos ayuda con el proceso digestivo, por lo que aceleramos el proceso de asimilación de los alimentos, lo que supone el aprovechamiento de nutrientes y agilidad a la hora de metabolizarlos. Por tanto actúa como inhibidor de grasa pero no como un quema grasas.

pimienta1

La piperina, podría ayudar a combatir el sobrepeso y el colesterol  según han demostrado dos estudios desarrollados por investigadores de Corea y Tailandia. El estudio realizado por la Universidad Sejong, en Seúl, Corea ofrece una nueva pista para ayudar a combatir la obesidad de manera natural. ¿Y de que manera? con pimienta negra. La piperina que esta contiene, además de hacernos estornudar, parece ser que también actúa como bloqueador de la formación de células de grasa.

Para llegar a este hallazgo que fue publicado en la revista Journal of Agricultural and Food Chemistry, los investigadores analizaron los efectos de la piperina sobre la acción de los genes en los tejidos grasos, tanto en pruebas de laboratorio como en modelos de computación, y encontraron que la piperina interfería con la actividad de los genes responsables de formar nuevas células grasas.

Estos estudios son preliminares, pero si se comprueba esta capacidad, la pimienta negra podría ayudar a eliminar o mantener el peso deseado, aunque no es la primera vez que se le atribuye esta capacidad a los condimentos picantes.

Históricamente, en la medicina tradicional oriental, la pimienta negra ha sido utilizada para tratar problemas como el cólera, la diarrea y otras complicaciones gastrointestinales.

Además, en otra investigación desarrollada por unos investigadores de la Universidad de Naresuan, en Tailandia, la pimienta negra ha demostrado que disminuye la cantidad de los lípidos (grasas) en la sangre en los organismos vivos y que inhibe los transmisores del colesterol en las pruebas de laboratorio.

Según este estudio, publicado en la edición de junio en el Journal of Natural Medicine, la piperina también tiene un rol protagónico, ya que aparece como una posible mediadora para llegar a esos efectos.

pimienta4La pimienta negra es más que una especie compañera de nuestros platos. Los investigadores han hallado que la pimienta negra puede reducir la percepción del dolor, reducir la inflamación y controlar la artritis. Estos hallazgos siguen otros estudios demostrando que la pimienta negra puede bloquear complicaciones de la diabetes, actuar como un potente antioxidante y luchar contra el cáncer de colon.

La piperina, fue estudiada para determinar sus efectos anti-inflamatorios y anti-artríticos además de su capacidad para reducir la percepción del dolor.

La piperina inhibió la expresión de la interleucina-6 pro inflamatoria y el MMP13, un gen que tiene que ver con la promoción de la artritis y metastasis. Redujo la producción de una prostagladina pro-inflamatoria incluso en dósis muy bajas. Cuando fue administrado en ratas con artritis, la piperina redujo de forma significativa la inflamación en sus articulaciones (Arthritis Research and Therapy) 6 de Noviembre 2008.
El mismo equipo de investigación investigó la capacidad de las plantas para modificar la actividad de aldosa reductasa, uno de los mecanismos implicados en el desarrollo de varias complicaciones secundarias de la diabetes. Aunque se han creado varios inhibidores sintéticos de la aldosa reductasa, ninguno ha sido eficaz en el uso clínico. Extractos de 22 plantas fueron probados y 10 mostraron una capacidad considerable de potencial inhibidor, con el potencial más grande registrado con la pimienta negra, la espinaca, cúrcuma, hinojo, limón y laurel (Asia Pacific Journal of Clinical Nutrition).

La pimienta negra es un potente anti-oxidante:

Los anti-oxidantes protegen contra la hipertensión, diabetes, enfermedades cardiovasculares y cáncer. Los polifenoles son potentes anti-oxidantes hallados en las plantas. El grupo de investigación de la National Institute of Nutrition en la India, trabajó para generar una base de datos sobre la actividad anti-oxidante y el contenido fenólico de los alimentos vegetales comúnmente consumidos en India, y para evaluar la contribución del contenido fenólico a su actividad anti-oxidante. Probaron alimentos de plantas de distintos grupos alimenticios tales como cereales, legumbres, aceites de semillas, aceites de otro tipo, verduras verdes de hoja frondosa, otros vegetales, especies, raices y tubérculos. Hallaron que de todos los alimentos probados, la pimienta negra era la que mostraba el nivel más alto de actividad anti-oxidante y tenía el contenido más alto de fenoles. La actividad anti-oxidante y el contenido fenólico era más bajo en el aceite de girasol. Una correlación significante se observó entre la actividad anti-oxidante y el contenido fenólico en los alimentos vegetales estudiados (International Journal of Food Science and Nutrition, Junio 2007).

La pimienta negra inhibe la proliferación de células de cáncer de colon:

Un estudio en la Universidad de St. Louis en Missouri estaba diseñado para averiguar si la pimienta negra, resveratrol de las uvas y cinnamaldehido de la canela tiene efectos anti-proliferación en el cáncer de colon. Los efectos cuantitativos de cada sustancia en respuestas de concentrado y tiempos en la proliferación de células cancerígenas humanas del colon cultivadas fueron evaluadas. La pimienta negra demostró una actividad anti-proliferación significativa alcanzando 24, 48 y 72 horas a partir de su administración  a las células (Clinical Laboratory Science, Verano de 2008).

Cabe destacar otro estudio que concierne a todas las mujeres del mundo, que a día de hoy son muchas las que sufren la enfermedad de cáncer de pecho. Un estudio ha determinado que los compuestos derivados de las especias turmérico y pimienta podrían ayudar a la prevención del cáncer de mama porque limitan el crecimiento de las células madre, el pequeño número de células que promueve el crecimiento de un tumor.

pimienta2

Los investigadores en el Centro Integral del Cáncer de la Universidad de Michigan han encontrado que cuando aplicaron los compuestos dietéticos curcumín, derivado de la especie india turmérico, y piperina, derivada de la pimienta negra a las células madre de mama en cultivos, disminuyó el número de células madre sin que la aplicación tuviera un efecto sobre las células diferenciadas normales.
“Si podemos limitar el número de células madre podemos limitar el número de células con el potencial de formar tumores”, dijo la autora principal Madhuri Kakarala, disertante clínica en medicina interna de la Escuela de Medicina de la U. M., e investigador en el Sistema de Salud de VA en Ann Arbor.
Las células madre de cáncer son el pequeño número de células dentro de un tumor que promueven el crecimiento del tumor. Las quimioterapias actuales no dan resultados contra estas células y por ello el cáncer recurre y se propaga. Los investigadores creen que la eliminación de las células madre de cáncer es la clave para controlar el cáncer. Además la disminución del número de células madre normales –células no especializadas que pueden desarrollarse en cualquier tipo de tejido en ese órgano– puede disminuir el riesgo de cáncer.
En este estudio se aplicó una solución de curcumín y piperina a cultivos de células al equivalente de aproximadamente 20 veces la potencia de lo que podría consumirse en la dieta. Los compuestos están disponibles a esa potencia en una forma de cápsula que podría ingerirse por la boca. (Nota: este trabajo no se ha probado con pacientes, y los pacientes no deben sentirse alentados a agregar suplementos de curcumín o piperina en sus dietas a esta altura).
Los investigadores aplicaron una serie de pruebas a las células en busca de los marcadores de células madre de mama y los efectos del curcumín y la piperina aplicados solos y combinados sobre los niveles de células madre. Encontraron que la piperina realza los efectos del curcumín y que los compuestos interrumpen el proceso de auto renovación que es característico de las células madre e inician un cáncer. Al mismo tiempo los compuestos no tuvieron efecto sobre la diferenciación celular, que es el proceso normal de desarrollo de las células.
“Esto muesta que estos compuestos no son tóxicos para el tejido de mama normal”, dijo Kakarala. ” Las mujeres con un alto riesgo de cáncer de mama pueden elegir ahora el tratamiento con los medicamentos tamoxifén o raloxifén para la prevención, pero la mayoría de las mujeres no toma esos medicamentos porque tienen demasiada toxcicidad. El concepto de que haya compuestos dietéticos que puedan ayudar es atractivo, y el curcumín y la piperina parecen tener una toxicidad muy baja”.
Otros investigadores han estudiado el curcumín y la piperina como tratamientos potenciales para el cáncer. Pero este estudio, publicado en Internet en la revista Breast Cancer Research and Treatment, es el primero que sugiere que los compuestos dietéticos podrían prevenir el cáncer porque atacan a las células madre.

Además el tamoxifén o el raloxifén están diseñados para afectar el estrógeno, que es un factor en la mayoría de los cáncer de mama pero no en todos. De hecho el estrógeno no afecta típicamente a los tumores agresivos que tienden a ocurrir más a menudo en las mujeres con un historial familiar o susceptibilidad genética. Dado que el curcumín y la piperina limitan la auto renovación de las células madre pueden tener un impacto en los cánceres que no responden al estrógeno al igual que en aquellos que sí responden a esa hormona.

pimienta3Por último finalizar con un estudio sobre la pimienta para tratar el vitiligio, una enfermedad cutánea autoinmune, cuya principal característica es la pérdida de pigmentación de la piel en diferentes zonas del cuerpo. Si bien aunque se han realizado investigaciones dermatológicas, aún no se ha determinado una causa concreta, ni mucho menos se ha encontrado una cura efectiva y definitiva. Sin embargo una investigación reciente ha demostrado que podría haber una cura para el vitiligio en la pimienta negra.

Hace algunos años el King’s College London realizó una investigación, cuyos resultados fueron publicados en la revista British Journal of Dermatology, sobre los efectos positivos que la pimienta negra puede provocar en la producción de melanina de la piel, gracias a uno de sus principales compuestos: la piperina (responsable del sabor picante de la pimienta). El estudio fue realizado en animales, pero se cree que en seres humanos genera los mismos o mejores resultados.

El Profesor de Fotobiología Experimental Antony Young, de la División de Genética y Medicina Molecular del St John’s Institute of Dermatology, del King’s College London y uno de los autores de este estudio indicó que los tratamientos tópicos con piperina (es decir aplicado directamente sobre la piel) han demostrado que estimula la pigmentación. A su vez, este tratamiento combinado con aplicación de UVR, ha logrado estimular notablemente la producción de melanocitos (células responsables de la pigmentación de la piel), muy superiores a otros tratamientos convencionales contra el vitiligo.

Durante la misma investigación, no se demostraron resultados favorables en aquellos ratones en los que sólo se aplicó la radiación UVR, sin la aplicación tópica de la piperina.

La investigación en humanos aún está en desarrollo, pero al ser un remedio natural e inocuo, no hay ninguna contraindicación en la aplicación de cremas o aceites esenciales a base de pimienta negra en las zonas afectadas.

Fuentes:

Pimienta negra, fantástica para tu salud.  

Falsos mitos acerca de la pimienta

Una cura para el vitiligio en la pimienta negra

La pimienta negra: Un ingrediente contra el colesterol y el sobrepeso

La pimienta negra: Un potente refuerzo para la salud

La Magia de la medicina natural: Cáncer de mama

Anuncios