Sorprendentes razones por las que incluir la patata en tu dieta

Siempre hemos pensado que las “patatas engordan”, es más, ni siquiera esa sería la expresión, en todo caso nuestro cuerpo o metabolismo es el que engorda. Pues bien, os sorprenderá saber la cantidad de beneficios que puede llegar a tener un alimento que muy pocas personas que llevan una dieta lo incluyen en sus comidas, seguro que después de conocer toda la verdad acerca de la patata cambiarán de opinión. El valor nutricional de este alimento varía según su forma de cocinarlo, es decir, no tendrá las mismas calorías una patata frita que una cocida; aún así, insisto en que las calorías no es lo que nos hace engordar, las calorías es la energía que aporta el alimento y lo que realmente nos hace coger esos kilos de más o nos hace acumular grasa en nuestro cuerpo es el valor de grasas y azúcares que contengan. Las patatas apenas contienen grasa 0,1% por 100 gr.

El mayor mito de la patata es que por ser un carbohidrato ya pensamos que no es adecuado incluirlo en nuestra dieta porque nos hará coger peso o porque no es lo suficiente equilibrado. El valor calórico de la patata es mayor que el de otros vegetales. Aporta 80 kcal por 100 gramos aproximadamente, una patata bien cocida puede aportarnos unas 26 kcal solamente, y aporta una gran cantidad de nutrientes que es lo más importante. La patata es un tubérculo y te sorprenderá saber que contiene un 75% de agua , pero lo que realmente destaca de este alimento es su alto contenido en vitamina C y  potasio, lo que lo hace ser muy adecuado para los deportistas, personas que sufren calambres o dolencias neuromusculares.

Kartoffeln mit Petersilie

Los estudios que evalúan sus efectos sobre el organismo han encontrado un efecto protector sobre el deterioro cognitivo y también podrían incidir de manera positiva en el sistema inmunológico.

Estudios realizados por investigadores del King’s college de Londres aseguran que algunas frutas y verduras como el rábano, la patata, el brécol o la naranja podrían ayudar a mejorar la memoria. Una de las principales aportaciones de estos alimentos estaría relacionada con la prevención del Alzheimer.

Las cantidades de hierro y cobre que contienen impulsan la actividad del cerebro. La preparación de una patata al horno (con piel y sin sal) puede conducir a un mejor funcionamiento de la memoria. El potasio, manganeso, vitamina C y B6 ayudan también a las funciones del cerebro.

Proporcionan una fuente esencial de energía al organismo. De acuerdo con un estudio publicado por la revista British Journal of Nutrition, las patatas están mal clasificados como alimento de alto índice glucémico, que clasifica a los carbohidratos de uno a 100 de acuerdo con la rapidez con que se descomponen durante la digestión en glucosa básica.

Su índice glucémico es bajo, sobre todo si se consumen a la parrilla o al horno, por lo tanto son una opción saludable para consumir antes del entrenamiento.

Las patatas pueden ser muy útiles para quienes desean perder peso, contienen carbohidratos y nutrientes complejos. Esto significa que en lugar de ser perjudicial, una patata correctamente cocinada es una gran elección para incluirla en la dieta. Su bajo índice glucémico hace que nos sintamos llenos por más tiempo y que así no sintamos la necesidad de comer más de lo que en realidad necesitamos. Un estudio realizado sobre los efectos en la saciedad de distintos alimentos halló que las patatas tienen un índice de saciedad tres veces mayor que la misma cantidad de calorías de pan blanco.

patata-cocida-xl-668x400x80xX

Ayudan a mantener un intestino saludable, son un alimento rico en fibra, la mayor parte de su fibra la contiene en la piel no obstante hay que tener cuidado de no comerla si está descolorida o presenta marcas, además contiene flavonoides y otros nutrientes. La fibra ayuda a regular el tránsito intestinal y hace que la absorción de azúcares simples y grasas sea más lenta, por lo que es de gran interés para el tratamiento de la diabetes y del colesterol a la vez que facilitan la función digestiva. Si la consumimos con piel la patata aporta un 25% de la fibra diaria recomendada.

La fibra que contiene también tiene un efecto protector contra el cáncer de colon.

También alivian los cálculos renales. Los que sufren de cálculos renales pueden encontrar muchos beneficios adicionales si ingieren la cáscara de la patata, ya que es una fuente rica en nutrientes, todos estos nutrientes poseen grandes beneficios para prevenir y tratar los cálculos renales, ayudando a disolver las piedras del riñón.

patatas_amflora

 

Las vitaminas del grupo B ayudan a proteger las arterias. La vitamina B6 que se encuentra en las patatas reduce los niveles de una molécula llamada homocisteína que está implicada en la inflamación de las arterias. Los niveles altos de homocisteína están asociados con un sifnificativo aumento de riesgo cardíaco y accidentes cerebrovasculares.

Si bien la cantidad exacta de las patatas que hay que comer para un efecto terapéutico no están calculadas, se piensa que con comer 2 patatas al día, sufriríamos alguno de los efectos reductores de la presión arterial.

El servicio de investigación Agrícola de Navarra ha identificado 60 tipos de fitoquímicos y vitaminas en la piel de las patatas. Muchos de éstos eran los flavonoides, que ayudan a proteger contra la enfermedad cardiovascular al disminuir los niveles de LDL- colesterol malo y mantener las arterias libres de grasa.
Unos científicos del Servicio de Investigación Agrícola (ARS, por sus siglas en inglés) del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos han creado patatas amarillas con dos o tres veces la cantidad normal de carotenoides, los potentes antioxidantes que pueden combatir el cáncer y las enfermedades cardiovasculares.

Las patatas son una de las hortalizas más populares en los Estados Unidos. Esta noticia fue anunciada en la página oficial de esta agencia gubernamental estadounidense y publicada en 2013. Es uno de los últimos avances en el ámbito de la alimentación y la salud y ha aparecido en diversas páginas de Internet. Se han publicado otros artículos que hablan sobre los peligros del café y la posibilidad de que el apio y las alcachofas puedan matar células cancerígenas

Por ser sumamente ricas en vitamina B6 resultan excelentes para convatir el estrés. La vitamina B6 es esencial para la renovación celular, para tener un sistema nervioso saludable y un estado de ánimo equilibrado. Sólo 100 gr de patata al horno contiene un 21% del valor diario de la vitamina.

Se utiliza para hacer neurotransmisores, osea, sustancias que entregan mensajes de una célula a la siguiente. Los neurotransmisores son necesarios, como la serotonina y la dopamina, pues ayudan en la regulación del estado de ánimo.También se utiliza para fabricar la adrenalina, hormonas que nos ayudan a responder al estrés.

patatas_hasselback

Por último destacar que las patatas también tienen beneficios para la belleza. Ayuda a prevenir las arrugas prematuras y le proporciona a la piel brillo y suavidad. Ayuda también en la prevención de los signos de fatiga y cansancio en el rostro, especialmente en las ojeras.

Su jugo puede disminuir las manchas en la piel proporcionándole un aspecto limpio y un color más uniforme. Incluso aplicando unas rodajas de patata en las quemaduras podemos aliviar las heridas provocadas.

 

Fuentes:

10 razones por las que tomar patata

Beneficios de las patatas para la salud

Beneficios de la papa

Botanical: beneficios de las patatas

Cáscara de la patata

Estudio sobre la patata

La patata, un alimento versátil

Las patatas y el cáncer

Las virtudes de las patatas

Los beneficios de la patata

Patatas para la piel

Problemas cardiovasculares

Propiedades y beneficios de las patatas

 

 

 

 

 

Anuncios

Fruta de temporada: La fresa

Ahora que ya estamos en primavera debemos aprovechar para refrescarnos de la manera más saludable, tomando frutas de temporada como por ejemplo fresas. Además de destacar por sus propiedades nutritivas la fresa tiene un exquisito sabor y posee muy pocas calorías. Es un alimento diúretico apto para todas aquellas personas que están comenzando con la sonada “operación bikini”, las fresas contienen gran cantidad de agua y unos 100 gramos de fresas nos aportan aproximadamente unas 37 kcal. Es muy importante destacar también su aporte en fibra, unos 2.0 gramos por 100 gramos de producto. La fibra dietética que poseen las fresas baja el nivel de colesterol en la sangre y ayuda a mantener un sistema digestivo saludable reduciendo el riesgo de adquirir enfermedades del corazón o cáncer de colon. Estudios epidemiológicos han reportado que las personas que comen cantidades mayores de fibra tienen un riesgo menor de tener enfermedades cardiovasculares e hipertensión

Este alimento posee incluso más vitamina C que algunos cítricos, también contiene vitamina A, vitamina E, y en menores cantidades vitamina B1, B2, B3 , B6 y K. Entre los minerales que aportan las fresas destacan el potasio y el magnesio, aunque tambien contienen fósforo, beta-carotenos, hierro, yodo y calcio.

fresas2

Las fresas son también conocidas o identificadas como desintoxicante del organismo. Esto no quiere decir que seamos “tóxicos” sino que nuestro cuerpo acumula toxinas y elementos que lo contaminan, esto ocurre por dos vías: del extrerior a través del medio ambiente y los alimentos y la otra forma es cuando nuestro cuerpo las crea por radicales libres, bacterias intestinales, células muertas, etc. Cuando esto ocurre, nuestro sistema depurativo es insuficiente, se acumulan las toxinas y esto se traduce en afecciones a nuestra salud.

Efectos notables que podemos apreciar por la acumulación de toxinas son enfermedades como resfriados que no curan, heridas que no cicatrizan, cansancio, dolores de cabeza, acné, estrés y otros malestares. Es muy importante llevar un estilo de vida saludable que nos ayude a eliminar toxinas, la manera más fácil de eliminarlas son practicando deporte, pero también podemos eliminarlas mediante la depuración natural por medio de alimentos como las fresas; nos ayudan a que nuestro cuerpo se renueve y que tanto el hígado como los riñones se relajen y comiencen a funcionar mejor para depurar el organismo. Sin embargo no basta con solo comer fresa para desintoxicar nuestro organismo, debemos mantenernos hidratados, llevar una alimentación variada, no abusar de los alimentos procesados, el alcohol ni el tabaco y realizar ejercicio físico al menos 3 veces a la semana, este proceso de depuración solo es efectivo si se realiza de forma adecuada.

Algunos expertos han considerado la fresa como un alimento beneficioso para la salud del corazón y les han atribuido propiedades antiinflamatorias, por lo que es aconsejable para personas que sufren arteriosclerosis, osteoartritis, asma y afecciones musculares. Las fresas sin embargo no tienen efectos secundarios como los medicamentos.

Su alto contenido en vitamina C hace que sean un antioxidante idóneo que puede ayudarnos a reducir la presión arterial, garantizar un sistema inmunológico saludable y evitar el desarrollo de enfermedades oculares desarrolladas con la edad como cataratas, vista cansada, degeneración macular, etc.

fresas

El ácido elágico presente en las fresas mejora la elasticidad de la piel reduciendo el envejecimiento prematuro y retrasando signos de la edad como arrugas y flacidez, protege el colágeno de esta permitiendo que se mantenga su estructura. El beta-caroteno que contiene favorece la pigmentación de la piel dandole un aspecto más saludable. El consumo de frutas nos ayuda a tener una piel bonita y reluciente, al mismo tiempo que la biotina presente en las fresas ayudan a mantener un cabello y unas uñas sanas.

Un experimento publicado en julio del 2012 desarrollado por investigadores italianos y españoles demostró que el extracto de fresa aplicado sobre un cultivo de células de la piel actúa como protector frente a la radiación ultravioleta, además de aumentar su viabilidad y reducir el daño en el ADN.

¿Pero qué moléculas confieren la actividad fotoprotectora a las fresas? Los científicos sospechaban que podrían ser los antocianos, unos pigmentos que otorgan el color rojo a hojas, flores y frutos. Los análisis confirmaron que los extractos son ricos en estas sustancias.

“Estos compuestos tienen importantes propiedades antiinflamatorias, antioxidantes, anti-tumorales y son capaces de modular los procesos enzimáticos”, destacó otra de las autoras, Sara Tulipani, de la  Universidad de Barcelona, “aunque aún no habían encontrado una relación directa entre su presencia y las propiedades fotoprotectoras”.

Este mismo equipo, integrado también por investigadores de la universidades de Salamanca y Granada, ya había demostrado en trabajos anteriores que las fresas (Fragaria x ananassa) fortalecen los glóbulos rojos y protegen al estómago del alcohol.

fresas3

Pero no acaban aquí los beneficios de esta mágnifica fruta, las fresas son buenas para la vista, los Archivos de oftalmología han publicado un estudio en el que se expone que la ingesta diaria de tres o más raciones de fresas (y otras frutas) puede disminuir en más de un tercio la posibilidad de contraer una enfermedad relacionado con la degeneración macular.

Hay que destacar su importante efecto anticancerígeno. La combinación de agentes antioxidantes y antiinflamatorios presentes en las fresas ayudan a combatir la aparición de muchos tipos de cáncer. Gracias a la vitamina C, el ácido fólico y los flavonoides como la quercetina y el kaempferol, las fresas son una gran defensa contra las células potencialmente cancerosas.

Diversos estudios realizados con animales apoyan esta actividad anticancerígena de los frutos del bosque en general, y de las fresas en particular. Así, se ha comprobado en laboratorios que el número de tumores de esófago es mucho menor si los animales seguían una dieta rica en fresas y frambuesas.

Las fresas y las frambuesas son alimentos ricos en ácido elágico, uno de los polifenoles con capacidad de bloquear la proliferación de células cancerosas. Se cree que también podría favorecer su apoptosis o proceso de destrucción. Las frambuesas contiene una concentración ligeramente superior a las fresas que se concentra sobretodo en la semilla. Sin embargo se considera probable que el ácido elágico de la fresa es más asimilable para el organismo porque reside sobretodo en la pulpa.

Consejos para aprovechar las propiedades anticancerígenas de las fresas:

> Conviene consumirlas regularmente, no importa si no es la temporada de este fruto, las fresas al igual que los demás frutos del bosque se pueden consumir y comprar congelados porque no pierden sus propiedades, por lo tanto podemos consumirlas en cualquier época del año.

> Conviene comprarlas en el punto justo de maduración.

> Son preferibles las fresas pequeñas porque suelen contener mayores niveles de ácido elágico concentrado en su capa más exterior.

> Deben guardarse en el frigorífico y sacarlas al menos 15 minutos antes de comerlas.

> Deben lavarse en el momento en que vayamos a comerlas porque lavadas se estropean más rápidamente.

> Es preferible consumirla entera mejor que en jugos para que aporte toda la fibra que contiene y no se pierdan sustancias anticancerígenas.

 

Fuentes:

Beneficios y propiedades de la fresa

Características de la fresa

Información acerca de la fresa

Propiedades curativas de la fresa

Fresas: Propiedades medicinales

Usos medicinales de las fresas

Buenasalud

El extracto de fresa protege de los rayos UVA

Desintoxica tu cuerpo con fresas

Fresas: Alimento protector contra el cáncer

El secreto de una piel perfecta

Las fresas y los beneficios para la piel